Tés Verdes de Corea

El té verde coreano está hecho a mano.Antiguamente se recolectaba y manufacturaba por laicos devotos y monjes budistas, que consideran la tarea como una disciplina espiritual que requiere mucha concentración. Nuestros tés de Corea proceden de la isla de Jeju, Reserva de la Biósfera desde el año 2002. Esta Isla volcánica, de aire limpio y aguas cristalina es ideal para el cultivo de las plantas de té. Los tés verdes coreanos ( Okrok ) son vaporizados y tostados. Las hojas, por tanto, son sometidas a un baño de vapor y después tostadas entre 80-90 ºC. esto supone un incremento en el contenido de aminoácidos en la hoja que desarrollaran un licor con un sabor dulzón natural. Posteriormente se realiza un enrollado manual en circulo que confiere a las hojas un estilo curvado y redondeado. La sencillez de la mente y la devoción del corazón.

Mostrando los 5 resultados